¿Que quién soy?

Soy una viajera feliz porque estoy donde quiero estar, no solo físicamente que también, sino donde mi alma y mi esencia sienten que tienen un lugar.
Me sentía Willy Fog.

Esta era yo de pequeñaja

Siempre fui una niña inquieta, hasta el día de hoy que cuando estoy mucho tiempo en un lugar ya quiero moverme y seguir el camino.
Siempre me gustó mucho “diseñar viajes y vivirlos” por ese motivo estudié un módulo en Turismo y me especialicé como “Agente de Viajes” sin embargo eso no me ayudó en mi pasión por viajar y después de unos años de trabajar en agencias y oficinas decidí que tenía que hacer algo más, ya que no quería seguir “encerrada” entre cuatro paredes.
Como todas las historias de crecimiento está también tiene sus etapas.

Un capítulo amargo

Hace 6 años, cuando estaba viendo si volvía al Reino Unido por trabajo o me quedaba en España o que hacía realmente con mi vida, esta me dio un revés inesperado que puso mi mundo boca abajo.

Lo que yo quería era salir a viajar y ver a que poder dedicarme en el camino, sin embargo, estando en esas, mi pareja en aquellos momentos enfermó de cáncer y a los 5 meses se fue de este mundo dejándome un vacío difícil de entender y tragar.
Está claro que las cosas suceden porque así tienen que ser y a día de hoy, después de todo me doy cuenta de que eso es así porque estamos en esta vida de paso y con un destino del que aprender, un destino que si no lo aprovechamos cuando estemos al final de nuestros días seguramente nos echaremos las manos a la cabeza arrepintiéndonos de no haber aprovechado la vida.
A los 6 meses de fallecer mi pareja, estaba volando hacia Buenos Aires con la intención de recorrer Latinoamérica y de “hacer de lo que tenía en esos momentos algo mucho mejor”.
Y el viaje de la vida continua.

Viajo, luego Existo

A día de hoy te puedo decir a ti que me estás leyendo, que recorrí casi toda Latinoamérica, además visite parte del Sudeste Asiático también por 3 meses y que ¡no me arrepiento de nada! Es lo mejor que he podido hacer, ya que de esa experiencia aprendí muchísimo, curé mi pena y entendí la muerte como algo mucho más natural de lo que siempre nos han contado.
Hoy vivo en Río de Janeiro y soy feliz porque estoy donde quiero estar, que no solo físicamente que también, sino donde mi alma y mi esencia sienten que tienen un lugar.
Lo que tengo claro ahora es que no quiero llegar a mi vejez sin haber aprovechado mi tiempo y sin haber hecho lo que quería y amaba hacer, eso ya me pasó hace muchos años cuando tenía trabajos que no me llenaban o estaba en lugares que no quería estar.

Viajar es añadir vida a la vida

Viajar es aprender ¡y a mí me encanta!

¿Hacemos viajes o ellos nos hacen?

A día de hoy soy fiel conmigo misma, me escucho y hago lo que amo y lo que el mundo me ofrece ayudándome en el camino que he escogido.
Por eso estoy aquí, porque actualmente, diseño viajes diferentes, viajes fuera de la común, no son viajes en grandes grupos con todo organizado y acomodado a unos horarios, sino que son viajes desde el corazón y desde la esencia, viajes que llegan al ser, viajes donde vives conectada con el momento, donde vibras conociendo la cultura del país al que visitas.
Un viaje, donde viajaras con otras compañeras afines a ti que estén pasando por lo mismo o parecido que tú, un viaje que te abrirá al sentir y entender la vida como un todo y saber que estamos aquí para seguir viviendo, disfrutando con lo que amamos hacer en cada momento.
Y sí no estás en un momento de transición o duelo, también serás bienvenida en otros grupos que he diseñado, de mujeres que quieren conocer el mundo y ¡vivir la vida a tope! ¡Aquí hay para todas!
Viajar es aprender y ¡cómo me gusta aprender!

¿Hacemos viajes o ellos nos hacen?

A día de hoy soy fiel conmigo misma, me escucho y hago lo que amo y lo que el mundo me ofrece ayudándome en el camino que he escogido.
Por eso estoy aquí, porque actualmente, diseño viajes diferentes, viajes fuera de la común, no son viajes en grandes grupos con todo organizado y acomodado a unos horarios, sino que son viajes desde el corazón y desde la esencia, viajes que llegan al ser, viajes donde vives conectada con el momento, donde vibras conociendo la cultura del país al que visitas.
Un viaje, donde viajaras con otras compañeras afines a ti que estén pasando por lo mismo o parecido que tú, un viaje que te abrirá al sentir y al entender la vida como un todo y saber que estamos aquí para seguir viviendo, disfrutando con lo que amamos hacer en cada momento.
Y sí no estás en un momento de transición o duelo, también serás bienvenida en otros grupos que he diseñado, de mujeres que quieren conocer el mundo y ¡vivir la vida a tope! ¡Aquí hay para todas!
¿Después de esto…

...quieres saber quién está detrás de esta historia?

No te preocupes, no te voy a dar la lata contándote mi vida, solamente te diré a grandes rasgos, que mi nombre es Esther, en hebreo, “Istar”, que es así como me suelen llamar.
Istar es una viajera incombustible y conforme con la vida que ella quiere tener y no la que la sociedad insiste en marcarle una y otra vez, sino que le hace caso a su ser interior, ya que de esta manera no suele equivocarse.
Nací en Barcelona, donde residí por largo tiempo, hasta que sentí que mi ciclo terminaba y me marché al Reino Unido, regresé a los 6 años, pero esta vez me fui a Nerja, un pueblo malagueño donde me quedé por otros 5 años.
Previous
Next
La aventura vale la pena

El gen viajero siempre estuvo conmigo

Mi familia es de Granada, donde siempre sentí parte de mis raíces también.

El gen viajero lo llevo conmigo desde bien niña, ya con 8/10 años, cuando tenía algo de uso de razón, veía documentales que mis padres me ponían en la tele, mis ojos veían lugares apasionantes, ríos, montañas exuberantes, océanos increíbles, animales y etnias diferentes a lo conocido y ya desde ese momento quise viajar, recuerdo diciéndole a mi madre, que, “yo algún día también estaría en esos lugares y muchos más”.

Estudié “Técnicas Administrativas” con lo cual me forjé un supuesto “futuro” por unos años, que después de trabajar en diferentes empresas, me aburrí y fue cuando decidí estudiar algo que tuviera que ver con los viajes y así poder viajar.

Hice un módulo de Turismo especializándome como Agente de Viajes, a lo que también le añadí unos conocimientos previos sobre Organización de Eventos.

Después de todo esto y de trabajar en algunas agencias, me di cuenta de que esto tampoco era lo mío y lo dejé porque esos tipos de trabajo me hacían sentir vacía, no me aportaban lo que yo necesitaba para mi vida.

Necesitaba un cambio y no sabía bien como hacer, por lo que decidí irme a India por 2 meses, yo solita y mi equipaje, visité el norte por un mes y el sur otro mes.

Después de eso, si me has leído más arriba o en las otras páginas de esta web, ya sabrás la decisión que tome de recorrer Latinoamérica de Sur a Norte después del fallecimiento de mi pareja.

Un buen viajero no tiene planes fijos ni la intención de llegar.

El viaje nunca terminó...

…al día de hoy sigo dando vueltas por el mundo.

Llegar hasta aquí fue un largo camino que recorrer y no fue fácil. Sin embargo, con mucha firmeza y amor por mí lo logré y ahora vivo conectada conmigo misma.
A día de hoy me siento mucho más segura de mi misma y con más confianza y conocimiento de otras realidades, en definitiva, más en paz conmigo misma.
Un Viaje desde la Esencia te enseña a ser tú desde las entrañas, a dejarte llevar y fluir con el momento, aprendes de tus errores y de resolver los pequeños problemas que se presentan en el camino, te comprendes mejor y sobre todo te enseña que el “aquí y el ahora” es lo único que realmente importa para sentirte viva.
Hace ya tiempo que me dedico a ayudar a mujeres como tú a conocer esa otra faceta suya del viaje en solitario, ayudándolas con mis asesorías o con un viaje diferente diseñado por mí.
Vente conmigo si quieres conocer un mundo de mujeres más empoderadas y con más independencia y autonomía.

Encontraras buenos consejos para tu próximo viaje.

Aquí te puedes descargar la guía gratuita:

7 claves para dejar el miedo en casa y 7 claves para sentirte segura cuando viajas.

Así entraras a formar parte de la comunidad de Viajeras desde la Esencia.

Me has visto en:

Lo que mi compañero dice de mí...

Hoy quiero hablar sobre una persona muy especial para mí y ella es Istar.

Como viajera; Me iría con Istar ya que ella tiene una amplia experiencia, moviéndose entre casi cuarenta países y cuatro continentes diferentes. En muchos de estos países ella viajó sola y pudo hacerlo sin problemas, organizó bien los tiempos, lugares y actividades en cada sitio que visitó. Adquirió un gran conocimiento de cada país que estuvo, valoró y aprendió de cada cultura y eso la hizo una persona muy interesante, llena de conocimiento y que respeta las diferencias culturales.

También mencionar que llevo viajando junto a ella, casi tres años entre Latinoamérica, Asia y Europa, en todos los casos tuvimos buenas experiencias gracias a su buen manejo de situaciones complejas.

Como profesional; diría que ella es una persona comprometida, entusiasta e inteligente y que las cosas que lleva a cabo las hace con pasión lo cual le da un valor agregado a su trabajo.

Como esposa; debo decir que es una persona muy cariñosa, sus valores y códigos no los tiene cualquier persona en el mundo, nunca pensé conocer a alguien tan buena y preocupada por los demás, también siempre dispuesta ayudar.

Como mujer; me gustaría mencionar que Istar es una persona muy fuerte y valiente, lo entiendes cuando escuchas su historia de superación.

La vida le trajo una pérdida importante que le hizo ver que nuestro paso por este mundo es efímero, eso la motivó a cumplir su sueño de recorrer América Latina de Sur a Norte. Mucha gente allegada menciona que ella es una persona atrevida y luchadora, ella rompe cualquier estereotipo negativo de mujeres que todavía están presentes en algunas sociedades.

Para finalizar quiero decir que puede ser que haya muchos proyectos en la red, pero este puede ser uno de los más interesantes por la calidad de persona que lo dirige.
¡Gracias por ser tú!